LA VIDA DUELE A VECES

Destacado

«Hay que asumir que la vida duele a veces, que no hay nada perfecto»

Imparte en Vilagarcía un seminario de Constelaciones Familiares, o cómo resolver conflictos que están enterrados

Rosa estévez
Vilagarcía / la Voz de Galicia
El concepto «Constelaciones Familiares» suena un poco extraño. «A estrellas, a universo, a ese tipo de cosas», dice Joan Garriga. Él, que es un experto en la materia, explica que todo viene de una mala traducción. «Yo habría elegido otra palabra. En vez de Constelaciones, hablaría de Configuraciones Familiares», dice. Sea como fuere, Garriga está en Vilagarcía para impartir un seminario al que acuden tanto profesionales que quieren conocer más sobre una terapia «que forma parte de una tradición muy seria», como personas que buscan «revisar sus asuntos».

-¿Qué son las Constelaciones Familiares? ¿Las tensiones más o menos invisibles que hay alrededor de una mesa durante la comida familiar del domingo?

-Esa escena de comida de domingo sería la superficie de las cosas. Las Constelaciones Familiares van a la hondura para comprender la dinámica de cosas que a veces no son visibles. Una constelación es una representación de aquellos miembros de la familia o de aquellos vínculos que guardan una relación con un problema que uno tiene y con la solución que necesita. Sigue leyendo

HONRANDO A LOS HOMBRES

Joaquin Mullor_72

Tanto tiempo castigados, desconectados de su corazón, obligados a violentar y violentarse, arrastrados por el terror de su poder destructivo. Entre todos construimos un mundo con hombres salvajes, acorralados por sus propios miedos, sin poder mostrarlos… Hombres demasiado debilitados que acabaron sintiéndose castrados y desvalorizados. Un claro error en la dirección, en la visión de lo masculino.
Y nuestra herencia fue la separación y la lucha por el poder entre el masculino y el femenino.
Y poco se habla de esto. Las mujeres se reúnen, se abrazan, se bendicen. Estamos honrando el femenino sagrado que habíamos olvidado. ¿Y ellos? ¿Dónde están? ¿Hacia dónde van? ¿Cómo reconocerse? Sigue leyendo

HERIDAS

arbol roto beatriz

Las heridas deben de ser besadas.
Cuidadas y acariciadas como la aceptación del dolor.
Una marca del camino de nuestros ancestros.
Una señal del ardor de esta tierra.
Las heridas deben de ser amadas.
Y así serán transformadas.
Besadas y veneradas.

Todos los pensamientos en el siguiente enlace: PENSAMIENTOS DEL SER.

Fotografía: B. Depares Martínez