LA VIDA DUELE A VECES

Destacado

«Hay que asumir que la vida duele a veces, que no hay nada perfecto»

Imparte en Vilagarcía un seminario de Constelaciones Familiares, o cómo resolver conflictos que están enterrados

Rosa estévez
Vilagarcía / la Voz de Galicia
El concepto «Constelaciones Familiares» suena un poco extraño. «A estrellas, a universo, a ese tipo de cosas», dice Joan Garriga. Él, que es un experto en la materia, explica que todo viene de una mala traducción. «Yo habría elegido otra palabra. En vez de Constelaciones, hablaría de Configuraciones Familiares», dice. Sea como fuere, Garriga está en Vilagarcía para impartir un seminario al que acuden tanto profesionales que quieren conocer más sobre una terapia «que forma parte de una tradición muy seria», como personas que buscan «revisar sus asuntos».

-¿Qué son las Constelaciones Familiares? ¿Las tensiones más o menos invisibles que hay alrededor de una mesa durante la comida familiar del domingo?

-Esa escena de comida de domingo sería la superficie de las cosas. Las Constelaciones Familiares van a la hondura para comprender la dinámica de cosas que a veces no son visibles. Una constelación es una representación de aquellos miembros de la familia o de aquellos vínculos que guardan una relación con un problema que uno tiene y con la solución que necesita. Sigue leyendo

Saber perder

Este es un título controvertido y siempre nos echa hacia atrás. Somos unos ganadores y siempre tenemos que conseguirlo todo, y ser los mejores o ser nuestro mejor yo. Pero la vida es más ancha, más sabia y más flexible que nosotros y nos hace doblegarnos muchas veces, mostrándonos que debilidad o vulnerabilidad no son conceptos que tengamos que rechazar. Tras una pérdida viene una ganancia. Pero lo primero es saber perder.


Joan Garriga dice que la clave para llevar una buena vida radica en saber perder

DIARIO TURING – 29/03/2014

El psicoterapeuta Joan Garriga Bacardí, que acaba de publicar el ensayo “La llave de la buena vida”, sostiene que el secreto de una vida plena radica en saber perder, porque el modo con el que asumamos las pérdidas supondrá un factor clave para nuestra existencia.

“Mi objetivo es enseñar que la vida está llena también de grandes pérdidas y que debemos aprender a integrarlas, porque saber perder nos expande, nos da una dimensión más real de los hechos y menos egoísta”, ha asegurado en una entrevista con Efe Garriga, codirector del Instituto Gestalt de Barcelona, donde ejerce como terapeuta y formador de formadores.

Consciente de que hay gente Sigue leyendo