¿ESTÁS DISPUESTO A MORIR?

Avanzando hacia la libertad del ser

¿Estás dispuesta a morir? Esta es una pregunta que a lo largo de mi vida me ha venido a visitar algunas veces. Y me he plantado delante de un espejo mirándome a los ojos. Y en este encuentro y contacto conmigo misma he llegado al llanto, al darme cuenta de que para que nazca un nuevo “yo” es necesario decir adiós a ciertas partes de uno mismo que ya no sirven. Es la única manera para avanzar hacia la libertad del ser, nuestra verdadera expresión como humanos.

¡Estamos tan apegados a nuestras partes erróneas que cuesta dejarlas morir!

En ese momento se experimenta una pérdida del sentido de la vida.
Es una sensación de vacío que equivaldría a atravesar un desierto o encarar a la muerte en vida.

Ahora ya sabes que si te sientes vacío estás avanzando hacia la libertad del ser.
¡En esta entrada os voy a dar las claves para hacer frente a la muerte y renacer!
¡Vamos a ello, valientes!

¿Qué hay previo a ese el vacío?

Antes del vacío, lo que se produce es un hecho trágico desencadenante.

En otra de mis entradas, ¿Por qué vuelvo a sentirme mal?, hablé sobre cómo avanzamos en los procesos vitales. Os hablaba de que a veces las personas se quedan en una situación de bloqueo, repitiendo una experiencia de sufrimiento. A veces esta experiencia se hace tan insoportable para el alma, que la vida nos empuja hacia el vacío.

Recapitulemos, previo al vacío a menudo hay un bloqueo inicial.
Entonces sucede un hecho trágico, a veces conectado con la pérdida.
Por ejemplo: la muerte de un ser querido, un accidente, una enfermedad, una ruptura de pareja, etc. Y de repente todo pierde sentido y la persona cae en una nada.

¡Atención esta es una gran oportunidad para ampliar tu conciencia y vivir en la felicidad!
¡Ahora te cuento más!

¿Qué hacer con ese vacío existencial?

No hay que hacer nada.
Solo es proceso, transcurso.
Sentir las emociones.
Sentir, y sentir, y sentir…
Aceptación total.
Ser.

Las máscaras del “yo” caen. La persona entra en contacto con sus partes muertas o aquello que debe morir de uno. Esto significa que dejamos de huir de esas emociones. Y una emoción que se asume y que se siente no dura. Se experimenta y al cabo de un rato desaparece. Es así de simple. Dejamos de pelear con nosotros, dejamos de ir en contra de la vida y en consecuencia obtenemos una sensación de paz.

Es cierto que son emociones que no nos gustan como el dolor, la tristeza, la rabia, el rencor, etc. Pero si las sientes, de forma misteriosa y maravillosa se irán calmando. Probablemente por primera vez en tu vida estarás presente. Estarás plenamente “vivo”.

A mí parecer, la mayoría de veces cuando vemos venir ese vacío lo que hacemos es llenarlo de basura identitaria, de un falso “yo”. Para evitar ese hueco que nos hace conectar con las partes más internas de nuestro ser, lo llenamos con comida, verborrea mental, fantasías catastróficas, autotortura psicológica, dependencias emocionales, síntomas físicos, estímulos externos, etc. Como si toda esta “mierda” tuviese algo que ver con el ser. (Y esto también lo hacemos cada día. Hablaré de ello en otra entrada).

Si la persona evita el vacío y lo llena de contenido o basura mental vuelve al bloqueo.
Y volverá a sentir sufrimiento, infelicidad, etc…
¡Cuando justamente sentir el vacío es la llave para superar todas estas emociones!
¡Hablemos más de ello!

Del vacío infértil al vacío fértil

Lo maravilloso es que si nos entregamos al proceso va a pasar algo extraordinario. En ese vacío de forma espontánea, cuando se haya completado el duelo, empiezan a florecer nuevos sentimientos y sensaciones. La persona ahora está más en contacto consigo misma y con la vida. Se percata fácilmente de sus estados internos. Ha reconectado con sus sentidos y entra en un proceso de renacimiento donde la vida se siente más intensa.

Y todas las emociones que durante años habían estado reprimidas, debajo de los bloqueos emocionales y corporales, y de patrones mentales limitantes, ahora tienen espacio y permiso para expresarse. Esta fase en terapia se llama “explosiva”, porque la persona experimenta de manera libre sus emociones y se siente extremadamente viva. (Experimenta TODAS las emociones alegría, tristeza, etc. Ya no hay emociones buenas y malas).

Un paso para renacer…

Del vacío infértil al vacío fértil donde crecen las flores espontáneamente.
De la inconsciencia a la consciencia.
Del ego a la esencia.
Del miedo al amor.
¡Ánimo valientes!

Joaquin Mullor 104

Hacer pequeñas muertes en vida es sano

La verdad es que los millones de células de nuestro cuerpo se renuevan casi cada día. Nuestras células mueren cada día, dejando que otras nazcan. El tiempo siempre está en movimiento. Todo cambia constantemente. La vida es un fluir constante. Cuando algo se detiene es cuando nos sentimos bloqueados. Y en ese momento estamos yendo en contra de los procesos naturales, donde constantemente la naturaleza muere y renace.

Viendo esto ¿por qué nosotros tendríamos que mantener los mismos pensamientos, sentimientos, deseos o cuerpo a lo largo de la vida? Puede observarse con claridad que no tiene sentido. Si te quedas igual tu programa del ser estará obsoleto, generándote infelicidad, ya que diversos aspectos de tu vida (pareja, profesión, salud, etc.) no se habrán actualizado.

Hacer pequeñas muertes en vida es imprescindible para madurar y crecer.
¡Experimentar la muerte en vida es sano!

Ejercicios para renacer

Ejercicio enfocado a asumir las emociones y vivirlas:  lo encontráis al final de otro de mis artículos, ¿Por qué no avanzo?

Ejercicio enfocado a dejar morir una parte de uno mismo: pon nombre a esa parte, por ejemplo “la Beatriz miedosa”.  Y entonces entabla una conversación en voz alta con esta parte tuya. Mirarte al espejo puede ayudarte. Llama a esta parte por su nombre y dile que durante un tiempo te sirvió y te ayudó a vivir, pero que ahora te está limitando y no te deja acceder, por ejemplo, al amor. Y dile qué más no te deja hacer o lograr. Dile que ha llegado tu momento para hacer este cambio. Que debes de crecer y madurar. Dale las GRACIAS a esta parte por todo lo que te ha dado. Y que le guardas un lugar en tu corazón. Después, di en voz alta “esta parte (di su nombre) muere para dejar nacer a otra parte (di el nombre de la nueva parte) para poder acceder o lograr (di lo que la nueva parte te va a permitir ser y hacer). Después, agradece a la vida (o a tus guías o a ti mismo), el acompañamiento para lograr este cambio de consciencia.

También ayuda ver charlas para abrir la consciencia. Últimamente recomiendo a Sergi Torres, pero elige a aquel que más te inspire.

¿Estás dispuesto a vivir?

Y esta es la segunda pregunta que me viene, una vez respondida la primera.

¿Estoy dispuesto a vivir en la felicidad? En el amor, a superarme, a abrirme a la vida y al bienestar, a ser una mejor versión de mí mismo, a amarme y perdonarme por encima de todo, a tener paciencia conmigo y con mis pensamientos, a amar todas las circunstancias de esta vida y sacar un aprendizaje de cada una de ellas, a compartir el amor y llevarlo con valentía, en resumen, a dejar de lado excusas y encarar la vida con los brazos abiertos…

¡Vaya preguntaza!

Y es que estamos tan acostumbrados a vivir en el sufrimiento y la infelicidad que siento que es una obligación hacernos la pregunta de si queremos vivir en el amor, porque la mayoría de personas son completamente responsables de la vida infeliz que llevan.

Si morimos en vida ya no tendremos miedo a la muerte física, y podremos experimentar una vida placentera y amorosa. Morir en vida es encontrar al cielo en la tierra. Es vivir sabiendo que únicamente existe el presente.

¡Libera tu vida de ti mismo y avanza hacia la libertad del ser!

¿Necesitas un poco de ayuda o guía?
¿Todo esto es mucho para ti?
Si tus emociones no descienden de intensidad y no completas el duelo, significa que tienes asuntos pendientes que resolver en el pasado. Y lo primero es cerrar esos asuntos. Si siempre repites una misma experiencia significa que estás en un bloqueo. También hay algo por cerrar en el pasado. Tanto en un caso como en el otro, o si quieres ayuda para afrontar el vacío, en la Terapia emocional tienes un espacio para ti y juntos podemos avanzar hacia la libertad del ser.

Más sobre Terapia emocional.

Más artículos.

Todos los pensamientos en el siguiente enlace: PENSAMIENTOS DEL SER.

Fotografías: B. Depares Martínez y J. Mullor, Fotografías de paisajes y Reportajes.

2 comentarios sobre “¿ESTÁS DISPUESTO A MORIR?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s