¿QUIERES SENTIR UNA MAYOR CONEXIÓN?

La Reconexión del ser

Alinéate. Reconecta. Sintoniza con tu esencia.
Siento que esta es una de las grandes metas que todo ser humano tiene en la vida.
¿Te sientes separado? ¿Te cuesta sentir amor incondicional? ¿Recuerdas qué eres, quién eres más allá de las letras de tu nombre? ¿Más allá de este cuerpo físico?

A menudo las personas vienen a verme buscando más conexión. Desean reconectar íntimamente con su ser, con lo que verdaderamente son. En una búsqueda de intuición, de sentir más paz en sus vidas, de sentirse llevados por el flujo constante de este mundo. Muchas personas ya han entendido que la felicidad como tal, no es algo alcanzable, en cambio sí que es posible sentir una conexión. Read more

LO QUE VES

74_joaquin mullor

Todo lo que ves en mí está en ti.
Todo lo que lees en mí es tu propia historia.
Lo que sientes es tu capacidad de amar.
Cuando me deseas son tus ganas de vincularte.
Si me quieres cerca son tus ganas de vivirte.
Y la totalidad que percibes, te contiene también a ti.
Eres mismo.

Todos los pensamientos en el siguiente enlace: PENSAMIENTOS DEL SER.

Fotografía: J. Mullor, Fotografías de paisajes y Reportajes.

Thich Nhat Hanh-2- Alimentar la Felicidad y el Amor

Segunda parte de la entrevista de Thich Nhat Hanh con Oprah. Aquí habla sobre un hecho esclarecedor y determinante: alimentar la felicidad, en contra, de alimentar las emociones negativas (como el sufrimiento) que a menudo poseen al ser humano y lo esclavizan. Para conseguirlo es esencial trabajar la presencia, de manera que cuando nos invada una emoción que no nos ayuda, podamos disolverla y dejarla fluir. Thich Nhat Hanh habla sobre la sanación del propio sufrimiento, y de la propia comprensión y compasión que uno mismo debe autogenerar. Él dice: “la vida solo está disponible en el momento presente”. También habla sobre la Guerra de Vietnam y de su relación con Martin Luther King.

ANHELABA

Anhelaba una reconciliación entre mis yos. Entre mis máscaras. Entre mis falsedades y mis miedos. Mis dolores y mis mentiras. Anhelaba una mirada cómplice hacia mis pequeñas figuras de juego. Estar separado de uno es estar separado del mundo. Anhelaba tanto unificarme en mí. Ser plenitud. Compleción. La vuelta al origen de la totalidad. Aunque fuera otra máscara más, quizás, la de la desnudez. ¡Tantos rostros y un único corazón! Yo, y yo, y yo… Anhelaba abrazarme en la más absoluta de las ternuras. Y al fin, reconocerme de nuevo…

Todos los pensamientos en el siguiente enlace: PENSAMIENTOS DEL SER.

Fotografía: B. Depares Martínez