ABRAZAR AL MIEDO

Recuerdo que hace muchísimo tiempo soñaba repetidamente que me perseguían unos perros rabiosos. Me enseñaban sus dientes. Venían siguiéndome por la carretera. Yo llegaba hasta la valla de mi casa en el pueblo y saltaba adentro cuando estaban a punto de atraparme. Otras veces los perros me perseguían en otros lugares. Y yo, que quería vencer al miedo y dejar de tener pesadillas, no sabía cómo hacerlo. Hasta una noche en un sueño… Estaba en un lugar con mucha gente, parecía una feria. Estaba oscuro y había filas de personas para subir a las atracciones. Detrás de cada esquina aguardaba el animal para atraparme. Lo sentía muy cerca de mí… Pero aquel día yo sería valiente. Lo había decidido. ¡Iba a hacerle frente! Había aprendido que el amor podía vencer al miedo. Después de un rato de persecución, me cargué de valor y fui en su busca. Enseguida lo vi venir corriendo hacia mí. Era un animal muy grande. Y instintivamente yo corrí hacia él. Ya no había vuelta atrás. Durante unos segundos pensé que aquel animal me mataría y al mismo tiempo sentía amor por él… Cuando íbamos a encontrarnos, ambos saltamos al vacío. El animal me atravesó el pecho y flotando en el aire nos fundimos en un solo ser. Sentí todo mi cuerpo sutil. Fue una experiencia extática. Después, me desperté. Quizás lloré. Quizás ese fue el día que empecé a mirar al miedo y dejar de huir, que empecé a abrazar al miedo.
Al fin, mi amor y mi miedo se habían reconciliado.

Más PENSAMIENTOS DEL SER.

Imagen: B. Depares Martínez

2 comentarios sobre “ABRAZAR AL MIEDO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s