SIENTO MI FUERZA

No gusta hablar de odio, tristeza, miedo… Y estas son algunas de las emociones que todos hemos sentido estos días en Barcelona y Catalunya. No gusta hablar de dualidades, de nuestra temida polaridad. Y es que la risa existe porque hay llanto.

Comparto un texto donde hablo de estas emociones y como afectan a nuestros cuatro centros: mental, emocional, creativo/sexual y corporal.

Al final, hablamos de una dialéctica entre vida (luz) y muerte (oscuridad).

B. Depares Martinez

SIENTO MI FUERZA

Siento mi odio. Siento mi fuerza. Siento mis ganas. Mi fuego que me sube desde la pelvis y me sale por la boca. La fiera que me habita. Esta energía que me impulsa. Y me hace temblar. Lo llaman también agresividad. Y más allá el simple instinto de supervivencia. Y si no lo permito, se me queda en el pecho y no me deja respirar, y me ahoga. Siento esta lucha interna, reflejo de la lucha externa en este planeta. Igual que siento el dolor de las víctimas, siento el odio de los agresores. Y el dolor de las víctimas me genera tristeza, y lloro por ellos. Y veo la mala costumbre de la mente de alimentarse de desgracias, Sigue leyendo

Anuncios

BASTOS, la energía creativa y sexual

Alejandro Jodorowsky se inspira en el Tarot de Marsella Restaurado para hablar de que en el ser humano habitan cuatro energías, que se corresponden con cuatro centros: el intelecto (espadas), el corazón (copas), la sexualidad/creatividad (bastos) y el cuerpo (oros). El quinto elemento es el alma o la consciencia que une los otros cuatro. Las cuatro energías son una vía para el autoconocimiento y desarrollo de uno mismo.  Jodorowsky habla de los cuatro palos de los arcanos menores como los cuatro pies de una mesa, de un altar o las cuatro paredes de un templo.

AsdeBtonHoy revisamos los bastos que simbolizan la energía creativa/sexual: hacer. Los bastos representan los instintos, los deseos, la fecundidad y la fuerza bruta. También la creatividad, la imaginación, la producción consciente e inconsciente, la invención, la magia, y la transformación alquímica. Además, por supuesto el impulso vital, (las ganas de vivir y la conexión con la vida), el poder (empoderamiento), la capacidad de curación y adaptación, y el crecimiento.  Los bastos nos permiten superar obstáculos usando la creatividad, fuente de vida y transformación. El elemento es el fuego, y la parte del cuerpo que representa es la pelvis, dónde se encuentran los órganos genitales y el hara del que hablan algunas tradiciones orientales. El eje central del cuerpo.

Los BASTOS son una energía activa, que cuando está bien desarrollada nos aporta fuerza, la capacidad para sostenernos por nosotros mismos. Sigue leyendo