EN EL INTERIOR DEL LABERINTO

Entrando en estados alterados de conciencia

Habían dicho que teníamos un descanso de la clase y decidí aprovechar para ir a ver el laberinto. Una persona de la casa rural me indicó como seguir por el camino de tierra. Después de andar un rato ya me había adentrado en el bosque, y a un lado del camino estaba el laberinto. Estaba hecho de pequeñas piedras en el suelo. Y era bastante grande. No parecía difícil… No lo dudé ni un momento y me coloqué en la entrada. Empezaba una aventura que no sabía adónde me llevaría. Y lo mejor es que delante de mí había una chica que había empezado poco antes que yo. Al principio fue divertido. Iba saltando, jugando, tocando las hojas, pero pronto empecé a sentirme cansada. Sólo se escuchaba el silencio, nuestras pisadas, y nuestras respiraciones aceleradas, y todo nuestro ruido mental. Y empecé a ir hacia adentro. Aquello parecía más largo de lo que había imaginado, y en lugar de estar más cerca del centro y del final, cada vez parecía que estaba más lejos. ¿Estaba haciendo algo mal? ¿Iba en la dirección correcta? Y la chica de delante corría demasiado. Y parecía que yo la molestaba a ella. Y ella me molestaba a mí. Y me di cuenta que desde el principio quise avanzarla, pero no me resultaba nada fácil. Ella corría demasiado para mí. Decidí que ya no quería atraparla y me di cuenta de que llevarla delante me ayudaba a mantener el ritmo. Me motivaba. ¡Bien! Y fui más adentro… Pero tenía prisa… Llegaría tarde a la clase… ¿Y si abandonaba? ¿Y si hacía trampas? ¿Y si me perdía demasiado? ¿Pero hacia donde estaba corriendo? El centro se veía pero… Y fui más adentro. Y solté un poco más a la chica de delante y la dejé marchar. Y seguí mi propio ritmo, encontrando mi manera de hacer. Era algo nuevo. Me detuve un par de veces. Corría suave. ¿Dónde estaba? ¿Pero cómo? ¿Por qué? Yo…  Las palabras se me estaban confundiendo, se amontonaban unas encimas de las otras. Y fui más adentro. Correr por correr. Reír por reír. Amar por amar… Y me entraba una risa floja y rara. ¡Oh, me acerco al final! Y aceleré, y ¡por fin en el centro! ¡Ah! ¡Me sentía bien! Satisfecha. Respiraba todavía acelerada… La verdad es que allí en medio tampoco había nada especial. Unas piedras… Me sentía confusa otra vez… Bueno, pensé que la experiencia había sido enriquecedora. Pero lo que yo no sabía es que todavía no había llegado al centro del laberinto. Esto ocurriría pocos minutos después… Me pareció que la chica continuaba estando molesta conmigo. Ahora yo estaba bien con ella. Di unos saltos y decidí dejarla sola. Me adentré un poco más en el bosque. Volví a aparecer en el camino de tierra y lo seguí… Me detuve primero en una pequeña casita de barro, y me asomé… Y entré un poco más adentro. Después continué por el caminito. Allí no había nadie, ni nada. Y llegué hasta el final del camino. Allí se terminaba. Ya no podía seguir. Frente a mí había un desnivel y se abría un gran centro, un círculo enorme lleno de matojos y malas hierbas que no me dejaban seguir caminando. Era un círculo inmenso. Rodeando el círculo había un ejército de altos y escuálidos árboles. Hacía viento y se movían. Era una imagen majestuosa. Y yo fui más adentro. Y por un momento tuve miedo. Aquel era el centro del laberinto. Y sentí la intimidad del momento. Y escuché el sonido de los árboles hablando. Y empecé a temblar. Y empecé a llorar exageradamente. Todo mi cuerpo se sacudía bruscamente. También me reía. E iba más adentro. Y el viento seguía hablándome. Y quise escuchar todavía un poco más… Aquello era un encuentro con lo sagrado…
Después volví a la clase. Llegué tarde. Es extraño pensar que lo mejor del taller residencial sucedió fuera de él. Olvidé la mayoría de ejercicios que hicimos. En cambio, jamás olvidaré mi viaje al laberinto.

Todos los pensamientos en el siguiente enlace: PENSAMIENTOS DEL SER.

Fotografía: B. Depares Martínez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s