Evidencias científicas sobre PSYCH-K®

01e84e_7c1c973451b641f8bf337d9425bba18dEl ​Dr. Jeffrey L. Fannin conoció PSYCH-K® a través de una enfermera, cuando Jeff estaba abriendo una nueva clínica y estaba enseñando a médicos y enfermeros a usar los artefactos para trabajar sobre los cerebros de los pacientes. Esta enfermera le comentó que existía una herramienta que se llamaba PSYCH-K®, que se usaba para reprogramar el subconsciente. Jeff no había oído hablar nunca de PSYCH-K® pero se interesó cuando la enfermera le dijo que producía cambios a nivel cerebral en las personas que ella lo había podido comprobar por sí misma y también había visto cambios en otras personas.

Entonces Jeff dijo que si eso era verdadero, podía demostrarse ahí mismo mediante el sistema de lectura de mapa cerebral, en donde se puede ver cualquier cambio cerebral que se produce. Entonces decidió ponerse él mismo a prueba. El conocía perfectamente su mapa cerebral ya que había hecho sinfines de pruebas con él mismo y si hubiera cualquier anomalía se daría cuenta rápidamente.

01e84e_678f3382126a49128be5fd1c1912a5bfEntonces, Jeff decidió hacer un antes y un después. Se colocó los electrodos y los accesorios que son necesarios para generar un mapa cerebral en la computadora. El primer paso ya estaba hecho, Jeff tenía en la computadora su mapa cerebral actual. Después de haber hecho esto, se dispuso a tomar una sesión de PSYCH-K®. Luego de haber hecho el balance de PSYCH-K®, cuenta el mismo Jeff que cuando vio el resultado, lo miró estupefacto y rápidamente dijo que algo estaba mal y volvió a hacer el mismo procedimiento con otra persona, Jeff volvió a mirar el resultado de esta otra persona y empezó a preocuparse porque había fallado por segunda vez.

“Intenté ligarlo a fallos técnicos, pensé que tal vez se había producido una tormenta solar: Pero nada de eso había sucedido, todos los factores eran normales y no había ningún fallo en como lo había realizado”.

Realizó el mismo experimento varias veces hasta que verificó que estaba haciendo todo bien y que la máquina funcionaba perfectamente. Alguien se le acercó y le preguntó que le ocurría. Jeff todavía estupefacto contestó : “En mi universo esto no pasa”.

No podía creer los cambios que se producían en un cerebro después de aplicar PSYCH-K®, nunca había visto algo igual. Inmediatamente se puso en contacto con Rob Williams y así empezaron a hacer estudios juntos. En un año hicieron estudios y pruebas en 125 personas.

“En un momento tuve que parar y preguntarme como persona y como científico si PSYCH-K® era real y si verdaderamente funcionaba, y mi respuesta fue sí, tuve que rendirme ante las evidencias científicas”.

El Dr. Jeffrey Fannin, Neurocientifico del centro de Cognitive Enhancement en Glendale Arizona, premiado en varias ocasiones por su contribución al estudio cerebral, ha estado trabajando con Rob Williams y PSYCH-K® desde enero del 2009. Juntos publicaron un artículo en la revista “conexiones neuro” en septiembre 2011, en el que documentan los hallazgos hechos en los 125 participantes que participaron del experimento utilizando la tecnología brain mapping junto con PSYCH-K®.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE PSYCH-K® AQUÍ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s