SALTO DE FE

Un salto de fe representa un cambio cualitativo y cuantitativo en nuestra vida. Un salto de conciencia. Tomar este reto es casi un deber, pues entre nuestras tareas está la de presentar al mundo nuestro mejor yo, con todos sus dones. Este es un proceso de entrega a la vida.

Marciadeluz-PaisajesEnsueño (84)4CUENTOS BREVES

Él corría. Estaba programado para ello. Tenía una meta. Pensaba que era su meta. Eso era lo que había visto, lo que había absorbido desde niño. Se había acostumbrado tanto que le gustaba correr. A veces, se sentía cansado y quería detenerse para reposar. Y cuando paraba escuchaba una voz interior que le susurraba otros caminos. Que le sugería otras historias. Pero él ya tenía su historia escrita. Tenía que correr. Había sido entrenado para ello. No debía fallar. Y sus piernas le llevaban. Parecía que nunca se detendrían. A veces le dolían. Y cuando el dolor era demasiado, simplemente dejaba de sentir… Y pasaban los días y pasaban los meses, y sus piernas le llevaban… Y corrió por el asfalto y las ampollas afloraron. Y atravesó desiertos. Y en esos días tuvo sed. Y atravesó ríos y la corriente lo empujó, pero se agarró a unas ramas y superó la experiencia. Eran vivencias duras, pero esa era su vida. Era todo lo que conocía. Pasó por unos bosques, y tuvo días buenos y tuvo días malos. Había sol, pero también mucha humedad. Y un día al amanecer, se aventuró a trepar a las montañas. Eran altas. Eran majestuosas. Eran un reto. Jamás había estado tan arriba. Jamás había visto las cosas desde esa mirada. ¡Estaba tan lejos de casa! ¡Estaba tan lejos de lo que conocía! Y pasaban los días y no encontraba la salida. Las montañas se habían convertido en un laberinto de emociones. Y una fuerza lo presionaba para saltar a lo desconocido. Y tenía miedo. ¡Él no quería morir! Y si saltaba tenía que dejar atrás todo lo que había sido su vida. Un trabajo, una casa, amigos, padres, pareja… Se dejaba atrás a sí mismo. ¡Y eso era mucha renuncia! Era mucho… Y quiso resistirse, pero sus piernas no se sostuvieron más. Y cayó de rodillas, dolorido y tembloroso, al borde de un precipicio en lo más alto de la montaña. Lloraba como un niño. Ahora sabía que ese era el único camino que podía tomar. Ya no podía correr más en otras direcciones. ¡Aquel era su reto! Y lo había sabido siempre… Lo había sabido siempre… Y se sentía pequeño en un mundo que es grande y que lo elevaba a acciones mayores. Y lloraba. Lloraba. Eran lágrimas de felicidad y tristeza. Y finalmente, pudo levantarse y movido por el instinto realizó un salto de fe al vacío. Y sintió la caída, pero aquello duró poco, pues enseguida voló. Y sintió como su mente, su corazón, su sexo y su cuerpo cambiaban y se adaptaban a las nuevas condiciones. Y la gran transformación tuvo lugar en lo más profundo de su alma. Y estando en el vuelo se sintió verdaderamente completo. Era un salto de fe a la vida.

Todos los pensamientos en el siguiente enlace: PENSAMIENTOS DEL SER.

2 comentarios sobre “SALTO DE FE

  1. ….y puedes estar al borde de ese precipicio en una noche sin fin, y el miedo, que siempre es la frontera, ha tomado tu poder. Y ahí estás, paralizado. Todo tú ser te dice que no. Tu cuerpo físico incapaz de moverse, tu cuerpo emocional en estado de pánico y tu mente bombardeandote con su incansable “no puedo, no puedo….” Y sólo una voz, un susurro te sostiene y sabes que ese es el único camino. Lo pasado ya te es ajeno, es la vida de otro.
    Y cuando en tu sufrimiento, que ya lo sientes como eterno, ya no puedes respirar, descubres una mano amiga, allí en la distancia, pero con tal presencia que hasta puedes tocarla, sentirla. Y esa
    mano hace magia y con su danza crea una ligera brisa y sin creértelo una fuerza surge de lo más hondo de ti mismo y saltas!!!! El temido vacío se tranforma en un mundo de posibilidades, tu vida te espera. Y ahora todo tu ser solo puede sonreir.
    Esa mano para mi es Beatriz y esta una pequeña forma de agradecimiento por ver salir el sol.
    Hasta el próximo impulso!!!

    1. Hola Sara,
      ¡Qué maravilla de texto que compartes!
      ¡Adelante con esa nueva vida que ya está aquí para ti! Es el único camino que puedes tomar… ¡Eres una valiente!
      Gracias por tu cálido y amoroso comentario.
      Abrazo,
      Beatriz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s